LATAM e-News – Septiembre 2017
Carta de Arturo

Arturo García Rosa
Presidente & Fundador de SAHIC


SAHIC en tiempo de huracanes

A solo una semana de la décima edición de SAHIC South America -por segunda vez desde sus comienzos nuevamente en la ciudad de Buenos Aires- se observa claramente el renovado interés de la industria por reunirse una vez más como lo hace cada año en ocasión de este ya clásico encuentro anual.

“El huracán” de la crisis sub prime

Mucha expectativa se acumuló desde que la primera edición de SAHIC fuera anunciada a comienzos de 2008, lo que nadie podía suponer es que la conocida burbuja inmobiliaria de la que se comenzó a hablar allá tímidamente por el año 2005 estallara como lo hizo el 15 de septiembre de 2008 cuando Lehman Brothers, fundada en 1850, presentara su declaración formal de quiebra.

Ya anteriormente, en julio de ese 2008, la Reserva Federal de los Estados Unidos se había visto obligada a rescatar a dos de las principales entidades hipotecarias americanas, Fanny Mae y Freddie Mac.

La mencionada burbuja inmobiliaria se instaló como una realidad inexorable y la conocida como crisis sub prime por los préstamos de alto riesgo que se habían extendido de manera descomunal golpeó duramente la economía de los Estados Unidos.

Se sucedieron una serie de episodios, todos dentro de un marco creciente de desesperación a punto que el entonces presidente George W. Bush llegara a advertir que los Estados Unidos estaban al borde del pánico financiero y una recesión que ponían al país en una situación semejante o peor que la de la famosa crisis de 1929, la famosa “Gran Depresión”, cuyas consecuencias se extendieron hasta finales de los años 30. Lo que podría definirse como un “gran huracán”, a esa altura sin duda un huracán de grado 5.

La primera edición de SAHIC en Buenos Aires

En ese marco se desarrollaron los últimos preparativos para la apertura de la primera SAHIC, en aquel entonces South American Hotel & Tourism Investment Conference.

El presidente Bush junto a su gabinete, principales asesores y aliados trabajaron arduamente para buscar un paliativo a lo que aparecía como el principio del descalabro total. Negociaron durante días un plan de salvataje que finalmente fue presentado al Congreso para su aprobación el 29 de septiembre de 2008. Plan que fuera rechazado el mismo día provocando un estallido de todas las bolsas y la mayor caída de los últimos 20 años.

En ese entorno, en el peor de los escenarios, inaugurábamos la primera edición de SAHIC ese mismo 29 de septiembre.

El instinto de supervivencia y superación

Sabido es que el ser humano tiene la capacidad de sobreponerse, de luchar, de doblegar sus esfuerzos, renovar sus sueños e ir por ellos.
No fue aquella una excepción.

La décima edición de SAHIC South America

A Buenos Aires le sucedieron Rio de Janeiro, Cartagena, Santiago de Chile, Lima (2 oportunidades), Quito, Bogotá, Guayaquil, para volver ahora nuevamente en Buenos Aires.
En el interin, la primera señal del crecimiento, no sin mucho trabajo y esfuerzo, pero sobre todo con la comprensión y apoyo de muchos, en Mayo pasado tuvo lugar la primera edición de SAHIC Cuba, el primer evento de inversiones en hoteles y turismo en la mayor isla del Caribe.

Como en aquel 2008, las expectativas por este retorno a Argentina asomaron como importantes, aún en el marco de comprensibles incertidumbres. Pero como una remembranza de los escozores vividos en ocasión de la primera edición, a fines de agosto comenzamos a saber de la creación del segundo huracán de esta temporada, luego del reciente paso del desbastador Harvey que azotara principalmente el estado de Texas.

“Irma”, un verdadero huracán, quizás “el padre de todos los huracanes”

Hace unos días se confirmó que aquella tormenta que se originara una semana atrás cerca de las Islas de Cabo Verde se había convertido en un huracán de grado 5, con vientos del orden de los 300 km por hora. Un huracán que se anuncia como uno de los más, sino el más drámatico, del que tengamos conocimiento.

A la hora de escribir estas líneas, el miércoles 6 de septiembre a las 6pm ET, nos informamos que Irma ha cambiado de rumbo y se dirige directamente hacia Miami Beach.
A estas horas ya ha comenzado a hacer sus primeros estragos y se espera con angustia el paso por Puerto Rico, República Dominicana, Haití y Cuba, entre otros destinos del Caribe.

La irritación de comparar hechos de índoles diferentes. ¿Totalmente diferentes?

Comparar este huracán verdadero con aquella crisis financiera puede resultar quizás un poco irritante. La capacidad de daño de Irma, incluyendo los desaparecidos y muertos que muy lamentablemente acarreará, sin hablar de los tremendos daños a los bienes personales, obras de infraestructura y otras consecuencias no menores, se presentan como de un daño muy cercano a la gente, de un impacto mucho más directo que el de las consecuencias del referido como “huracán de la crisis sub prime”.

Al margen de la diferencia que nos provoca a cada uno, especialmente a todos los perjudicados, el impacto de los daños de uno y otro, existen algunas similitudes.
Ambos provocan mucho escozor y sobre todo, gran incertidumbre acerca de lo que vendrá.

Nos resta saber si no hay similitudes en que ambos pudieron haber sido prevenidos o al menos morigerados por decisiones que tenemos en nuestros manos, o al menos, están en manos de unos cuantos.

Nos vemos la semana próxima en Buenos Aires.